Provocación en La Habana. Destacado

Escrito por 
Fotografia Fotografia
Las fotos de Gabriel Dávalos, un trabajo que me gustó y que quiero compartir con ustedes. Las protagonistas de las imágenes son todas primeras bailarinas del Ballet Nacional de Cuba; es un trabajo realizado con mucho arte, mucho amor y profesionalidad.

La desnudez de la piel es una invitación a la desnudez del alma,

a quitarnos los disfraces, a renacer de nuestra raíz.

¨Nunca la ciudad fue tan de todos y tan íntima, La Habana es nuestra casa y es el lugar donde, sin ningún tipo de vergüenza, nos sentimos libres como para desnudarnos y mostrarnos tal cual somos.¨

¨Las bailarinas’ - dice Dávalos-  se relacionan y se conectan con el ambiente circundante, se enredan con el entorno, con la ciudad y con lo que está pasando a su alrededor, donde la gente hace lo que cotidianamente suele hacer y de repente, hay una mujer desnuda en el ambiente.'

“La Habana y yo tenemos esa relación de amistad profunda. Somos dos que se quieren, pero con sus diferencias. Amo la ciudad que resiste, que no pierde la fe y la fantasía, que baila, que se deja habitar por personas de bien, que no abandona la alegría. Pero sufro la ciudad sucia y bulliciosa, detenida y enredada en cerebros mediocres, que una y otra vez se deshace del sofá, que se aparta, que es infiel. Esa otra ciudad duele. Pero bien sé que no somos perfectos. Y que está en mis manos hacer algo para que prevalezca siempre su lado gentil”

“Contrario a lo que podría pensarse dada la sangre caliente que nos corre, ha prevalecido siempre la elegancia y cercanía que tenemos los cubanos con el arte. Las personas se muestran dispuestas a colaborar. Son muy respetuosas. Aunque discretamente siempre se alcanza a notar alguna sonrisa o mirada pícara”.

        

        

       

               

¨Así es como cada cual asume el erotismo y la desnudez, algunos con asombro, algunos con un poco de picardía, algunos son susto, algunos con rechazo, otros con esa pasión cubana.¨

Es una invitación a pensar, a ver la vida de otra manera, más abierta, más sensual... y a reflexionar sobre lo que se ha impuesto como sentido común, pero en realidad nació como fruto de las reglas sociales, que pueden cuestionarse o no¨. 

          

La desnudez de la piel es una invitación a la desnudez del alma, a quitarnos los disfraces, a renacer de nuestra raíz.

                

 

 

 

 

Todos los textos que han leído en esta página son de Gabriel Dávalos. El artista está preparando un libro con la editorial Ocean Sur.

        

        Alrededor de 50 imágenes conformarán esa obra que con seguridad nos gustará a muchos.

Visto 60667 veces Modificado por última vez en Miércoles, 03 Mayo 2017 13:39
Más en esta categoría: « DONDE NO HABÍA COLOR
Inicia sesión para enviar comentarios